Periodismo y monopolios, competencia, igualdad, equilibrio

Apenas una semana antes escuchábamos al hoy ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, decir que no renunciaría a su cargo de responsable de las telecom, sus regulaciones, sus concesiones, su funcionamiento en todo el espectro.

Sonaba razonable rechazar las presiones, el fuego no tan amigo que disparaban, muy probablemente desde la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), aviesos espías.

La vileza del espionaje es algo que parece ser nunca abandonó a la clase política, que tampoco ha sido ejemplar en México, pero que requiere de pruebas de desempeño, de evaluaciones y particularmente, creo, hubiese sido mejor mantener a Téllez en el cargo y, por supuesto, obligarlo e incluso darle herramientas para meter en cintura a los personajes detrás de tan absurdas acciones de espionaje.

Y son absurdas porque para todos los lectores de noticias en México era claro que detrás del “periodismo” que divulgaba las infamantes conversaciones privadas de Téllez, había intereses inmersos en las concesiones pendientes para un buen número de compañías enfocadas a trabajar en México para brindar servicios de telecom, los cuales, en su momento, también coinciden y se oponen a los intereses de operadoras de servicios de telecomunicaciones deseosas de meterse a televisoras, quienes también han sido víctimas de condiciones monopólicas inaceptables en un mundo globalizado.

SIN COMPETENCIA SÓLO HAY EXCLUSIVIDADES
Y es que el gobierno está para hacer valer las reglas del juego, para que éstas disparen progreso, crecimiento y podamos ver en el mercado compañías que compitan en condiciones favorables contra los monopolios de la telefonía local y celular, así como los monopolios de la tele, brindando servicios de calidad igual o superior y abatan, por fin, los altísimos precios de las telecom y el entretenimiento en México.

Por supuesto, también permitirles a quienes así deseen y demuestren tener capacidad financiera y técnica para ello, jugar en terrenos como los tan de moda triple, cuádruple y multiple play. Pero todo ello con reglas y con acotaciones.

No es algo ignorado, lo anuncian con cada nuevo lanzamiento, compañías globales como Samsung, Nokia, Motorola, Sony-Ericsson, le entran al jueguito del monopolio, de facto, de aplastante mayoría, al entregar sus modelos más caros o más avanzados “exclusivamente” a la compañía móvil del Ingeniero, sólo por mencionar quizá una de las más inocentes causas para que el dominante sea el mismo de siempre, el que entró al mercado con ventajas evidentes y ocultas.

BANDA ANCHA O MÁS DINERO PARA POCOS
Es decir, se trata de igualar las condiciones de la cancha, homologar a los árbitros y satisfacer a los aficionados, los usuarios, quienes pagan los resultados de no poner a todos parejos en las reglas, en los alcances, en las responsabilidades.

Baste comentar que si no se regula con eficacia la banda ancha no será detonador de nada, sobre todo si prevalece la otorgada por compañías celulares, pues por los precios que cobran un usuario en cualquier otro país del mundo tiene a su disposición verdadera banda ancha y no disimulos de servicio que no satisfacen requerimientos técnicos actuales ni futuros.

LA VOZ ES DATOS
Además, huelga decir, todo lo que circula por esas redes celulares de 3G son datos, la voz ya viaja convertida en datos y resulta bastante extraño, por no decir harto sospechoso, que las compañías celulares, a estas alturas del partido, se hagan las chistosas cobrando una tarifa por la voz (convertida en datos) y otra por los datos, que hoy y siempre son unos y ceros sucesivos transportados por ondas electromagnéticas por el aire, sin cables, exactamente como la voz, ésa que puede ser escuchada y grabada, sin vergüenza alguna, por espías al servicio de intereses contrarios al bien común.

Además, pesa la forma de pago, pues las compañías celulares insisten en sólo cobrar con tarjetas de crédito los eufemísticos “planes” de servicio que sólo atan, obligan y nunca son suficientes, a pesar de cualquier forma racional y ordenada de uso de parte del contratante del “servicio”, verdadero “condenado” a ser mal servido y muy abusivamente cobrado por los “angelitos” que no tienen empacho en hacer uso perverso de las IT&C para grabar, editar, reproducir y divulgar supuestos o reales desatinos de políticos desventurados, caídos en desgracia.

¿CAMBIARÁN LAS COSAS?
El Presidente de México optó por los cambios en su gabinete y se deshizo de Téllez, quien pasó sin pena ni gloria, pero quien había anunciado la semana anterior las medidas mínimas para empezar a ordenar la industria de los servicios de telecom y convergencia. El nuevo secretario podría reinventar por entero a la SCT y el posible ordenamiento y las nuevas concesiones para nuevos jugadores podrían quedar en una promesa incumplida más.

Esperemos, sin embargo, aciertos, atinos, pues como industria y como usuarios los merecemos, esperemos condiciones de equidad y no sólo eso, sino de equilibrio, pues para alinear las competencias habría que revisar y abaratar los costos de interconexión –que siempre han sido causa aparente de los muy altos precios de los servicios de telefonía celular– y de larga distancia que por ejemplo estaban obligadas a pagar ciudades cercanísimas, en el colmo de la incongruencia y en detrimento de las economías de muchos millones de usuarios.

Recordemos que prácticamente la totalidad de la red de Telmex ya estaba construida cuando le fue cedida al Ingeniero y que en esa cesión el contrato le daba años felices y gloriosos del más penoso proteccionismo para su monopolio de la voz. Proteccionismo vergonzante que aún hoy seguimos pagando.

AMITI Y ANADIC OK, CANIETI DOWN
En charla con Rafael Funes y Javier Allard, presidente y director general de la AMITI, respectivamente, supimos de viva voz el resultado de las conversaciones efectuadas con la mesa directiva de los distribuidores organizados, la ANADIC que hoy preside Marco González, y la CANIETI, en las oficinas de los distribuidores, allá por el rumbo de Mixcoac.

En forma por demás atinada y conveniente, ANADIC y AMITI aceptaron apoyar iniciativas donde al día de hoy no coincidan como fabricantes y distribuidores, en ambos sentidos se trata de fortalecer la llegada al mercado y los mensajes que como industria pueden y deben hacerse llegar a los públicos de interés. Y es que no será sencillo volver al momento en que el gobierno federal consideraba prioritarias a las IT&C para mejorar la competitividad del país.

Nuestra industria merece acuerdos como ese, donde se sumen voluntades y talentos, se multipliquen esfuerzos y conocimiento y el mercado sea beneficiado exponencialmente por las bondades que, decimos todos los días, las IT&C brindan a individuos, empresas, organizaciones.

Quienes quedan a deber, sobre todo a sus agremiados, quienes pagan religiosamente sus cuotas de afiliación a la cámara, son los directivos de CANIETI, quienes aún siguen pensando si se suman al trabajo conjunto, hombro con hombro, en pro de sus mismos afiliados, la industria y nuestro país, o si siguen en su protagonismo mal entendido y políticamente inadecuado.

Ya que mencionamos a la ANADIC, ésta había anunciado en voz de sus dirigentes la participación de MAPS como anfitrión de la mesa de cortesía para el torneo de golf, que organiza Juan Sotres en los campos del Fairmont, previo al congreso de este 2009, pero al platicar con Luis Bado, el anfitrión por excelencia, nos mostró su extrañeza de enterarse por terceros acerca de la supuesta participación de la compañía de Martín Mexía, dirigida por el patrón Enrique Ojeda y apuntalada magistralmente con la feria de computación e internet que todos los años organiza el excelente y fino amigo Luis Bado.

Ya tendremos oportunidad de charlar al respecto con Marco González y Juan Sotres, pues la inversión necesaria para la organización del congreso no será fácil de obtener ante la forma en que la crisis afecta nuestro mercado y menos si se da a conocer información no confirmada. Sobre todo los medios de comunicación sabemos de la importancia de divulgar y comunicar certezas y realidades, es nuestro trabajo, nuestro pan de cada día y por el que somos aliados de la industria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s