Cuando hablo por video me siento supersónico

No hay trabajo sin reunión que se precie. Aunque productivas, todo el mundo ha vivido reuniones excesivamente largas y tediosas, incluso que han terminado siendo una pérdida de tiempo. Además, entablar una cita se vuelve complicado cuando las personas trabajan en localizaciones diferentes, por no hablar de los costos añadidos que suponen estos desplazamientos. Para intentar resolver estos problemas, y como una evolución y mejora de las videoconferencias, surgió la Telepresencia. Sin embargo, su complejidad y su costo la limitaban a muy pocas grandes empresas. Algo que está cambiando en los últimos tiempos con soluciones más económicas, más pequeñas, y pensadas incluso para las reuniones personales.

Por mucho que avance la ciencia, sigue siendo necesaria la relación interpersonal para muchos aspectos de los negocios y trabajos de hoy en día. Aunque todos los nuevos sistemas electrónicos de comunicación y colaboración nos ayudan y agilizan muchos de los trámites que tenemos que llevar a cabo en nuestro trabajo, hay muchas cuestiones que no se pueden resolver sin un “cara a cara”. O que es mejor abordarlas con una presencia real.

Por eso, y especialmente en organizaciones con más de una sede, o cuando las reuniones se han de celebrar con muchas personas cuyos lugares de trabajo están dispersos geográficamente hablando, cerrar una reunión es, en muchas ocasiones, una misión casi imposible.

Así pues, y con el claro objetivo de solventar estos primeros inconvenientes, la tecnología ha ido evolucionando y, al tiempo que la banda ancha se hacía más grande, empezaba a emerger con más fuerza la Telepresencia.

La idea es, en sí, muy básica: tener una reunión como si todos los asistentes a la misma estuvieran presentes en el mismo lugar pero, en realidad, hacerlo desde localizaciones diferentes. El objetivo último es llegar a proporcionar una sensación de realismo total, como si nuestros interlocutores realmente compartiesen mesa con nosotros aunque, en realidad, se hallen a miles de kilómetros de distancia.

Anuncios

One thought on “Cuando hablo por video me siento supersónico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s