Protestarán Google, Twitter, Facebook, eBay, PayPal, Amazon y otros con apagón contra SOPA

Las páginas más populares de la red amenazan con apagarse. Esto podría ocurrir el 23 de enero, la razón: se espera para el 24 de enero la aprobación de la ley SOPA (por sus siglas “Stop Online Piracy Act”), una iniciativa de varios legisladores norteamericanos “para combatir la piratería en Internet”.

Los portales recurrirán a esta dramática medida para mostrar su inconformidad: será un “apagón general” con duración de 24 horas en contra de la inciativa.

Este fenómeno empezó como una propuesta de huelga pero ahora los portales más importantes de la red, le llaman incluso la “opción nuclear”. Es una medida de defensa contra lo que ellos califican como un proyecto para regular la red, ya que con SOPA, se sospecha un trasfondo macabro: las corporaciones ganarían mayor control sobre internet.

Con SOPA los legisladores norteamericanos “proponen combatir la piratería en Internet”, a través de reprimir una dinámica que ha sido fundamental para el desarrollo del Internet: la web 2.0, es decir, SOPA busca disminuir y perseguir la participación de los usuarios como proveedores de contenido.

Para conseguir esta meta proponen, entre otras cosas, implementar una configuración de “puertos seguros” (“safe harbor”), que obligaría a sitios como Youtube a revisar uno por uno cada contenido y garantizar que las aportaciones de los usuarios no están violando derechos de autor.

Esto generaría gastos inmensos en operación, abogados, impuestos, infraestructura, etc. para compañias de internet, pero sentaría precedentes para la censura de contenidos sensibles para compañías, gobiernos y empresas.

De aprobarse SOPA procederían millones de demandas en contra de cientos de compañías que distribuyen contenidos de usuarios.

SOPA tendría un efecto a nivel mundial ya que incluso los sitios que de otros países que reciban acusaciones de piratería podrían ser serían sacados de los listados de DNS (Domain Net Server) lo que imposibilitaría acceder a dichos sitios con solo teclear sus direcciones.

Otra cosa que SOPA propone es censurar o bloquear las búsquedas de esos sitios en buscadores, lo que en realidad va más allá de combatir la piratería… lo que (a juicio de sus críticos) en realidad persigue es que las corporaciones y los gobiernos tengan el poder de controlar los flujos de información.

Mientras que en Europa la oposición a la SOPA ha sido unánime, hay opiniones encontradas pero las grandes empresas que dependen de usuarios en línea están en contra, son muchas y de todos tamaños, las principales son: Google, Yahoo!, Facebook, Foursquare, Twitter, Wikipedia, Amazon, Mozilla, AOL, eBay, PayPal, LinkedIn, OpenDNS, Zynga.

También los mexicanos debemos preocuparnos por SOPA, ya que somos consumidores de contenido y redes en muchos sitios internacionales y muchas de las páginas que operan en México están registradas, operadas o hosteadas en los EEUU, lo que las sujeta a la obediencia de este proyecto de ley.

Sus críticos dicen que SOPA es una amenaza a la libertad de expresión en el Internet, impulsada por grupos de interés comercial, ideológico y político que buscan un retroceso para recuperar el poder que han perdido al existir flujos de información libres para los usuarios comunes y organizaciones independientes, que no pertenecen a estos círculos privilegiados.

¿Podrá Amazon robarle el liderazgo a Apple?

Durante estos días he leído en diferentes medios de comunicación que, ahora sí, el iPad 2 se enfrentará a su verdadero rival: el Kindle Fire de Amazon, esta nueva tablet que fue presentada la semana pasada con un costo de 199 dólares y, para no perder la costumbre, con un diseño similar al dispositivo de Apple.

Kindle Fire

Solo que este equipo tiene una pantalla de siete pulgadas, pesa 413 gramos, únicamente tiene conectividad Wi-Fi, no posee cámara, viene con 8 gigabytes de memoria interna, es posible acceder a más de un millón de libros electrónicos de Kindle y está equipada con el sistema operativo Android.

En el lanzamiento, Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon, dejó en claro que  la tienda por internet siempre se ha caracterizado productos de alto nivel a precios asequibles. Además,  pronosticó que su firma venderá “muchos millones” de estos nuevos dispositivos.

De acuerdo con el directivo, una de las principales características del Kindle Fire para competir contra el iPad es que es más sencillo sincronizar los archivos almacenados en la tableta, ya que esto se realiza “de forma invisible”, sin cables y de manera automática.

El precio del tablet de Amazon se aleja de los cerca de 500 dólares que cuesta la versión más económica del iPad, por lo que los analistas coincidían en que el nuevo equipo será un duro competidor para la firma de la manzana.

Y no dudo que se trate de un poderoso competidor para Apple, pero para nada creo que logre alcanzar las ventas del iPad, que hoy domina el mercado con más de 30 millones de unidades vendidas, ya que el Kindle Fire no tiene 3G, su memoria es menor y el hardware es realmente débil.

Un dato muy interesante que arroja la consultora Gartner, es que el iPad 2 acaparará el 73.4% del mercado para finales de este año; mientras que las tablets de Android quedarían muy rezagadas, vendiendo apenas 11 de los 63.6 millones de unidades.

iPad 2

Google pagará 300 mil euros

Ahora sí el gigante de Internet perdió y es que una corte parisina lo declaró culpable por violación de derechos de autor. Google tendrá que pagar por daños y perjuicios a La Martiniere, una editorial de libros.

El objetivo del buscador es recabar toda la información del mundo y ordenarla y en ese tenor, uno de los planes es escanear millones de libros para que los navegantes de la red los tengamos disponibles.

¿Sí viola o no viola los derechos de autor? A mí me parece que sí. La diferencia de este mercado es que, mientras en el mundo de la música la distribución de archivos peer to peer es ilegal -y un debate fuerte-, las letras podrían encontrar un nuevo mercado, sobre todo por los lectores digitales como el Kindle, el Sony Reader y el Nook de Barnes & Noble.

De todos modos, para esta última cadena de librerías y para Amazon, que los usuarios tengan los libros disponibles en Internet y sin costo alguno no puede ser tan bueno, porque dejarían de vender contenido en línea.

Mientras el mundo editorial entra en esta discusión de copyright y de nuevos mercados, Google sigue con su plan, que ya incluye una multa multimillonaria y además el pago diario de miles de euros en el tiempo que le tome eliminar todos los textos presuntamente plagiados a La Martiniere.